PROGRAMACION NEUROLINGUISTICA

ADIÓS A LA ANSIEDAD CON PNL

 

 

La ansiedad es, en muchas circunstancias, una respuesta normal que se produce cuando una persona percibe una posible amenaza. Su función es protegernos de dicha amenaza, haciendo que evitemos la situación, salgamos corriendo o luchemos.

 

Así pues, por una parte, los síntomas relacionados con la ansiedad tienen una función adaptativa. Por otra parte, dado que vivimos en una ambiente muy diferente al de nuestros antepasados prehistóricos, es posible que los síntomas que entonces eran adaptativos no lo sean tanto en la actualidad dentro de nuestro medio. En la mayoría de los casos estos síntomas se convierten en un problema serio de adaptación para las personas que lo sufren.

 

Si a esto le unimos nuestro propio pensamiento y una tendencia a exagerar la importancia de ciertos acontecimientos, entonces no resulta nada extraño que los trastornos de ansiedad sean tan comunes.

 

Ansiedad y pensamiento

 

Cuando sientes ansiedad, lo que más destaca de dicha experiencia es esa sensación de intenso malestar (miedo, terror, angustia) y los síntomas fisiológicos que estás experimentando, tales como temblor, enrojecimiento de la piel, sudoración, tartamudez, enmudecimiento, etc. Por desgracia generalmente se le suele dar una mayor importancia a estos síntomas y no se trata la raíz de este problema, que se encuentra en el pensamiento.

 

Programación Neurolingüística nos enseña que si piensas en lo que te asusta, la adrenalina y toda la química del cuerpo provocarán ansiedad, casi como si estuvieras realmente frente a ese peligro. Esto sucede aunque no tengas muy en cuenta tus pensamientos, incluso aunque no te des cuenta. Si tu cabeza está llena de imágenes y pensamientos amenazadores, seguramente la ansiedad estará presente. En cierta forma podríamos decir que la falta de manejo de los pensamientos es el causante de éste padecimiento.

 

Cómo funciona

 

Piensas en lo que te atemoriza y tu cuerpo inmediatamente responde. Todo pensamiento, sean (las palabras que te dices, recuerdos y las imágenes que se producen) corren por el sistema neurológico hacia la mente y producen una sensación, que a su vez produce una acción.

 

En este caso sería:

 

Pensamiento de miedo, temor, terror

Viaja por el sistema neurológico

Se instala en la mente

Produce una sensación de miedo, temor o angustia

Produce una conducta en toda la fisiología que manifiesta ansiedad, incapacidad de ser asertivo y muchos problemas más.

Ejercicio de PNL para tratar la ansiedad

 

En una ocasión traté en terapia a una ejecutiva que padecía ataques de ansiedad cuando tenía que hablar en una junta. Su situación era grave ya que muchas veces no podía pedirle a alguien más que expusiera, sino que ella tenía que ser la que se levantara y hablara.

 

 

 

El siguiente ejercicio le ayudó mucho a bajar la angustia, hasta que con constancia y repetición del mismo, logró primero controlarla y después erradicarla.

 

Piensa qué haces justo antes de que suceda y se dispare la angustia. ¿Qué ves? ¿Qué escuchas? ¿Qué sientes? ¿Cuáles son tus pensamientos? ¿Qué la detona? En este caso específico era el entrar al salón de juntas. Trata de investigar esto, pues te dará la clave del problema.

Ahora proyecta en una pantalla imaginaria enfrente de ti la imagen de tu pie derecho entrando al salón de juntas y congélala. (Aplica esto a tu propia situación, no a la sala de juntas).

Aumenta el brillo y tamaño de esta imagen.

Mueve un poco tu cuello y respira profundo, pausado.

Ahora piensa cómo te gustaría ser en estos momentos en la sala de juntas al exponer tu tema, cómo serías si respondieras de otra manera y no tuvieras esta limitación. ¿Cómo te verías a ti misma si hubieras realizado el cambio? (Aplícalo a tu situación)

Esta nueva imagen tuya debe tener las cualidades que tú quieres e imagínate actuando como te gustaría, como si fuera una película en tu mente. Fíjate bien en esa escena y en lo que sientes al verla. Respira profundamente.

En un recuadro pequeño de tu pantalla, en la parte inferior izquierda coloca esta escena de tu Yo Ideal en la sala de juntas. ¿Cómo se mueve, qué dice, cómo se comporta? Haz una imagen pequeña y oscura.

Ahora al decir “CHAS” en voz alta y con fuerza, rápidamente agrandas la imagen pequeña de tu Yo Ideal. Dale brillo y agrándala hasta cubrir la imagen de tu pie entrando a la sala de juntas. La velocidad es esencial. Observa esta escena, respirando y disfrutándola.

Ahora cierra los ojos, respira profundo y apaga la pantalla.

Prende la pantalla de nuevo, observa el recuadro de tu Yo Ideal, di “CHAS” y rápidamente cubre la pantalla con esta escena. Cierra tus ojos, respira y apaga nuevamente tu pantalla.

Repite esta secuencia unas 5 veces con rapidez y comprueba si ya no ves la primera imagen. Si ya no aparece, o está borroso el ejercicio funcionó. En este caso ella ya no la veía.

Su tarea fue el de ver su pantalla con su Yo Ideal cada vez que se acordara y sobre todo al tener una junta.

 

Aquí se puede constatar una vez más que nosotros tenemos el control de nuestros pensamientos, y estos son la clave de nuestra conducta.

 

Realiza el ejercicio y cuéntanos cómo te fue. ¿Cuál fue la ansiedad que venciste?

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar